Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 febrero 2015

Prólogo al libro Una danza contra el viento

Álvaro Jiménez Guzmán

En El olvido que seremos, Héctor Abad Faciolince termina su desgarrador testimonio, de la barbarie que vivió por la muerte de su padre, diciendo que “Todos estamos condenados al polvo y al olvido” para rotular la fugacidad de nuestra existencia. Si algunos libros son una cantera del recuerdo, donde la memoria contiene la catarsis efectiva de los actos humanos para sanear el alma, conviene el ejercicio de escribir historias que pretenden rescatar, del “polvo y el olvido”, disímiles episodios evocadores de amor, odio, crueldad y ternura. Desde lo particular podemos abordar temas globales para hacer memoria de la dimensión del comportamiento social de un país, ya que el recuerdo, al decir del escritor alemán Jean Paul, es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados.
Hemos trasegado por la selva del horror, y aún padecemos la herencia perversa de aquel destino fatal de Arturo Cova, protagonista de La vorágine, quien sentenciara: “Antes que me hubiera apasionado por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia”.

“Tejer historias de ficción

que nos devuelva la vida que,

tal vez, no hubiéramos querido vivir”

En nuestro mundo afiebrado no termina aún la alucinación. Tejer historias de ficción que nos devuelva la vida que, tal vez, no hubiéramos querido vivir, recreándonos en el pantano de nuestras propias lacras morales, nos mostrará de cuerpo entero. Y si, mirándonos en nuestro espejo, nuestras propias convulsiones no nos conmueven, entonces estaremos condenados al eterno clamor de una paz que nunca llega. De tanto vagar por el laberinto lo único que hemos encontrado es un monstruo que se alimenta de carne humana. ¿Tendrá historia un pueblo subyugado por la pesadilla que no termina? La civilización, como espejismo, ¿será nuestro destino? ¿Contribuye la literatura a mejorar el clima de nuestras vicisitudes, mostrando y recordando aquellos hechos que son importantes no olvidar?
Este libro de cuentos, que pretende reivindicar tal propósito, recorrerá el camino ya transitado por la ficción. Nada nuevo bajo nuestro cielo porque el llamado tampoco está cruzado por “los recuerdos comunes que son, a veces, los más pacificadores”, según Marcel Proust. Pero algún día, la metáfora de la evocación de nefastos recuerdos de la vorágine que hemos vivido, se podrá transformar en nuestra propia riqueza.

____

Tomado de Una danza contra el viento, Álvaro Jiménez Guzmán. Fundación Arte & Ciencia, Colección Literatura. Enero 2015. “Los recuerdos pacificadores” es un título nuestro.

____

Anuncios

Read Full Post »

Una danza contra el viento

 

Álvaro Jiménez Guzmán - Tejer historias de ficción...Luego de trajinar con las palabras durante largos años, hizo periodismo, ensayo, fue columnista de varios medios, publicó un libro de crónicas titulado Grito en los pretiles, 2007, Álvaro Jiménez Guzmán se propuso, al fin, cultivar el difícil arte del cuento motivado por algo que ni él mismo alcanza a descifrar del todo y por su natural propensión a no escabullirse ante los grandes retos.
Comprendió que el río Sinú, las anchas y calurosas sabanas de Córdoba y su natal Cereté, nunca habían dejado de bullir en su ser y atendió ese llamado. Los personajes extractados de aquellos parajes, de los poblados indefensos y de las barriadas de Medellín se mueven por los arduos caminos en que la vida está en juego. Los cantos de vaquería o gritos campesinos durante las faenas, “guapirreo“, se entremezclan con las voces de los humillados que no se resignan. Los desencuentros, la soledad, la lealtad y el valor son algunos de los rasgos que sobresalen en sus personajes, en contraposición a la maldad y la perversidad.
Para él escribir es vivir. No concibe aislarse en ninguna campana de cristal, como la internet, para salir al encuentro de sus historias. Tampoco lo convencen los artilugios de las modas y los conciliábulos donde se fabrican autores de pacotilla que cantan sus loas al establecimiento.
Enhorabuena decidió este autor emprender el exigente camino del cuento. Una danza contra el viento es clara muestra de la juiciosa búsqueda en que se ha comprometido, y la Fundación Arte & Ciencia, leal a su misión, no puede menos que saludar con alborozo este nuevo libro que sacudirá el alma de muchos lectores.

Con el diseño de carátula del artista Saúl Álvarez Lara y las ilustraciones de cada cuento a cargo de Sara Ruiz Arévalo, este nuevo libro de cuentos viene a enriquecer nuestro Fondo Editorial.

Ángel Galeano Higua
Editor

Read Full Post »