Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 febrero 2014

Entrevista

Mompox

 

 

Una victoria sobre el tiempo

Los archivos de las universidades están repletos de tesis de grado que por lo general nadie más vuelve a mirar. ¡Pero cuántos temas allí tratados merecen la pena! La Fundación Arte & Ciencia viene adelantando la edición de uno de aquellos trabajos que tiene que ver con Mompox, como Patrimonio de la Humanidad.

Bárbara Galeano Zuluaga junto a la Iglesia de Santa Bárbara, Mompox

Bárbara Galeano Zuluaga junto a la Iglesia de Santa Bárbara, Mompox

La idea de viaje que su autora, la antropóloga Bárbara Galeano Zuluaga, desarrolla como búsqueda de las claves de identidad nos parece, además de apasionante, de indiscutible vigencia. Compartimos con nuestros lectores un adelanto del libro en ciernes, en el cual se trata también de la legitimización simbólica del patrimonio, su comida y sus festejos, los desastres que causa el turismo comercial y el importantísimo legado arquitectónico que contiene Mompox.

La Albarrada - Mompox (Foto Bárbara Galeano Zuluaga)

La Albarrada – Mompox (Foto Bárbara Galeano Zuluaga)

Portales de La Marqueza - Mompox (fotografía de Bárbara Galeano Zuluaga)

Portales de La Marqueza – Mompox (fotografía de Bárbara Galeano Zuluaga)

¿En esa construcción social qué papel juega el Estado?
Esta apropiación social del patrimonio no es deber único de las comunidades, el Estado debe promover espacios de capacitación y difusión sobre este tema porque, aún en este siglo, el patrimonio cultural sigue siendo un conocimiento exclusivo de los intelectuales y académicos, inalcanzable e incomprensible para la gente “común y corriente”. Y cuando no conocemos algo no lo valoramos, no lo queremos. Casos como la Escuela Taller, la Casa del Artesano y el Hostal Doña Manuela, muestran la voluntad y necesidad de los momposinos de organizarse y generar propuestas que beneficien a todos los habitantes promoviendo así una nueva perspectiva en los estudios de patrimonio y en las políticas del Estado.

Calle de El Medio - Mompox (Foto Bárbara)

Calle de El Medio – Mompox (Foto Bárbara)

¿Y esa idea del viaje?
El tema del viaje no puede desligarse del patrimonio, ya que la sociedad moderna busca nuevos conocimientos y estamos ante una desesperada búsqueda del pasado. Cuando las personas se desplazan a otro lugar descubren otras formas de percibir y vivir el mundo. De ahí la constante necesidad de identificación de la otredad, de la diferencia, puesto que si todos los pueblos fueran iguales no habría razones para realizar los innumerables viajes que se realizan. Los viajeros reinventan y reafirman sus costumbres, pensamientos y acciones. Cuando regresan a casa ya no son los mismos, han dejado en ese otro lugar al que viajaron pedazos de su cultura, para traer consigo otras formas de pensar y accionar, propias de una sociedad que antes les era extraña. El viaje se convierte en un recorrido simbólico.

Dulce de cáscaras de limón

Dulce de cáscaras de limón

Sandías y naranjas de Mompox

Sandías y naranjas de Mompox

Mompox ha sido mirada pocas veces bajo esta óptica. Este libro busca generar inquietudes y reflexiones, motivar el estudio acerca del tema del patrimonio como memoria que marca la pauta en el mundo de hoy. Las jóvenes generaciones reclaman su pasado, no lo conocen, y por lo tanto no lo entienden, no se reconocen en él. Estamos a tiempo de volcar la mirada hacia lo que nos pertenece y nos hace sentir parte de una sociedad, de un país, de una cultura.

Antiguo mercado o galería - Mompox (foto Bárbara)

Antiguo mercado o galería – Mompox (foto Bárbara)

García Márquez ha dicho que Mompox no existe, que a veces soñamos con ella pero que no existe. ¿Qué opinas?
Conozco la respuesta de un momposino, que es irrebatible: “Que pena contradecirle a Gabo pero Mompox sí existe y en muchas ocasiones soñamos con ella, pero sigue existiendo y existirá por siempre en nuestras mentes y corazones”. Cuando uno llega a Mompox es inevitable no sentir que se ha entrado en otro ritmo. La vida va más despacio. El calor hace que la gente sea más tranquila. Correr y acelerarse es perjudicial en un clima que, a la sombra, “golpea” con 38 grados centígrados.

Casa Hotel Villa de Mompox (Foto Bárbara Galeano Zuluaga)

Casa Hotel Villa de Mompox (Foto Bárbara Galeano Zuluaga)

—-

Publicado en El Pequeño Periódico No. 101, última edición impresa.

Anuncios

Read Full Post »

La cultura es tantas cosas

Saúl Álvarez Lara

Cada obra musical, cada imagen, cada poema, cada frase, narra una porción de lo que somos, porque quien escribe, produce imágenes o toca un instrumento, lo hace a partir de lo que es, de lo que ha vivido, de su experiencia y de su relación con los otros.

Músicos de Sonsón

Jóvenes de la Escuela de Música de Sonsón – Fotografía de Bárbara Galeano Zuluaga

Los hechos de todos los días. Los que nos tocan, nos conmueven, nos obligan a tomar partido; los que nos divierten, enamoran o incluso desenamoran; los que aprendimos desde chiquitos porque vienen de la casa, del colegio, de la universidad, o de los amigos; los que nos enseñan a mirar el mundo según lo aprendido, según la profesión, o las aficiones; todo eso, es decir, lo que somos, es la cultura, nuestra cultura, la de cada uno, la que permite vivir en comunidad o disputarnos o contradecir porque no esta-mos de acuerdo. Cultura es la manera de utilizar los espacios públicos; es respetar el espacio del otro, es no hacer ruido inútil, es lo que comemos; es aplicar lo que se aprende para vivir mejor y hacer que otros, quienes nos corresponden como familia: hijos, hermanos, etcétera, lo apliquen también. Cultura es hacer barra a la Selección y esperar que vaya a Brasil, pero también es emocionarse con Nairo Quintana cuando nadie puede seguir su rueda en las carreteras de los Alpes o los Pirineos. Lo mismo que era cultura cuando Lucho Herrera triunfaba en esas carreteras donde nadie sabía que la aguadepanela era parte de nuestra cultura y estaba lejos de ser un estimulante, pensaban eso porque la imagen que car-gamos, a pesar de nosotros, de productores, distribuidores y capos de la droga, invadió nuestra cultura y ha dejado huellas difíciles de borrar.

Cultura es entonces aquello que los escritores y poetas narran como ficciones propias o de otros. Cada obra musical, cada imagen, cada poema, cada frase, narra una porción de lo que somos, porque quien escribe, produce imágenes o toca un instrumento, lo hace a partir de lo que es, de lo que ha vivido, de su experiencia y de su relación con los otros. Lo mismo quien hace teatro, es mimo en un circo o chef de restaurante. Si pidiéramos a cinco personas la relación de un hecho, cada una entregaría una versión personal, distinta de las otras porque cada uno se relaciona con el mundo exterior según su criterio, su conocimiento y su experiencia, es decir, según su cultura. Es equivocado pensar que la cultura es una cosa por allá lejana, intocable, propicia solo para unos pocos tocados por la suerte y en ocasiones por el talento o los estrategas del consumo, a la que es posible acceder solo de lejos, con temor y en silencio porque lo que se dice o se ve es “palabra divina”. No, esos son los eventos llamados culturales que bien podrían tener otro calificativo, por ejemplo: “Eventos Militantes”. Militantes de un cierto tipo de repre-sentación pública de la vida diaria, de los hechos y las ficciones que transitan por el mundo y cada vez están más cerca de la “cultura de masas”, una técnica de estandarización que está al origen del consumo.

Los eventos llamados culturales: exposiciones, conversatorios, presentaciones, películas y tantas otras manifestaciones que van desde lo que vemos y oímos, hasta lo que comemos, es lo que reseña el perio-dismo cultural.

saulalvarezlara@gmail.com

___

Publicado en la última edición impresa de El Pequeño Periódico No. 101.

Read Full Post »