Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2013

Bastó un periódico

José Ramón López Gómez

Niño vendedor de periódicos

Transcurrían los febriles años 70 cuando tuve noticia de que uno de mis dirigentes en el magisterio era el profesor Ángel Galeano Higua, quien por esas mismas calendas ya empezaba a mostrar sus dotes quijotescas que lo llevaron a ” descalzarse” para ir a parar con sus corotos, su mujer y su hija, a orillas del río Magdalena, en Magangué (Bolívar), población que luego tendría que abandonar apresuradamente, junto con sus compañeros de utopía a causa de la violencia política que propician los que, tanto ayer como hoy, han sido los farsantes de la paz y se aprestan de nuevo a presentar antes el país un nuevo acto de la tragicomedia de las conversaciones de apaciguamiento.

Vendedor de El Pequeño Periódico - Óleo de Elias Ospina

Vendedor de El Pequeño Periódico – Óleo de Elias Ospina

Conocer a Ángel me permitió acercarme a un instrumento de vida que él se inventó para no callarse y que denominó EL PEQUEÑO PERIÓDICO. Constaba de 8 páginas a blanco y negro y que tanto ayer como hoy se destacan por su diagramación y la originalidad de sus artículos. Cuando la organización que nos cobijaba a los dos voló en átomos quedé en el aire, porque a esa actividad dedicaba mi vida. Me pregunté: ¿Y ahora qué hago? Es aquí donde surge el título de este modesto artículo, pues para responder a mi pregunta vital, simplemente “bastó un periódico”.
Este hecho fue suficiente para estrechar lazos con Ángel, lo que de paso me llevó a vincularme a EL PEQUEÑO PERIODICO, a la Fundación Arte y Ciencia y a Toma La Palabra con el ánimo de extenderlos en Pereira y el Eje Cafetero. Creo que lo logré aunque no con la disciplina, eficacia y rigor que lo hacía Ángel y sus muchachos en Medellín. Sin embargo, yo con los míos también logré emularlos de alguna manera en esta batalla por una nueva cultura.

Edición 74 dedicada a Pereira y el eje cafetero.

Edición 74 dedicada a Pereira y el eje cafetero.

Este hecho, afortunado para mi vida, me permitió vincularme a la juventud de una manera diferente a la que lo hacía en mi calidad de docente de Español y Literatura en secundaría, y propició viajes con tres delegaciones de jóvenes de bachillerato y universidad, gomosos de la escritura literaria, a dos eventos de Toma La Palabra y a un Festival de poesía en Medellín. Fueron viajes inolvidables en los que como jefe de esas excursiones culturales sufrí los excesos que en lo amoroso, etílico y quién sabe que más, se permitían unos jóvenes entre los 14 y 18 años al verse liberados de la tutela de papá y mamá.
Estos esfuerzos valieron la pena porque nos permitieron crear el capítulo regional de la Fundación Arte y Ciencia que pintamos de color café, realizar un evento de Toma La Palabra regional, difundir el periódico y, sobre todo, conocer a jóvenes como Edwin, Jáiber, Juan Carlos, Mirot Daniel, Diana y Adriana, y en Manizales a Leonardo, para mencionar algunos de los muchos que me acompañaron en esta aventura cultural desde Pereira hasta Manizales, Cali, Cartago, Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal, Quinchía y en general al Eje Cafetero.

Encuentro de Toma La Palabra en el Inem de Pereira 2004

Encuentro de Toma La Palabra en el Inem de Pereira 2004

También hicimos más de veinte tertulias Cara y Cruz, sobre los más variados temas: desde el reggeton hasta Marte, que se desarrollaron con el apoyo de la Alianza Colombo Francesa, El Centro Colombo Americano y la Universidad del Área Andina. Fundamos un taller litarario que aquella muchachada fanática del buen escribir bautizó con el nombre poético de La rueca, el huso y la tinta, que además de hacer Toma La Palabra regional y las tertulias, publicó una revista y organizó tertulias semanales en la Bibliotéca Pública Municipal de Pereira con escritores notables de la ciudad, entre los que recuerdo a Rigoberto Gil, Héctor Escobar, Silvio Girón , Cecilia Caicedo y Albeiro Colorado. Esa Rueca se fue haciendo tan linda que uno de aquellos jóvenes le dio por “robársela” y desparecer de la ciudad con ella sin que sepamos hasta el momento qué suerte ha corrido nuestra criatura artística y el plagiador “usurpador”.

En esta Edición el artículo central estuvo dedicado a la zona cafetera, bajo el título de "Pereira, la pujante". Circuló en septiembre de 2009 bajo la dirección de Ramón López Gómez..

En esta Edición el artículo central estuvo dedicado a la zona cafetera, bajo el título de “Pereira, la pujante”. Circuló en septiembre de 2009 bajo la dirección de Ramón López Gómez..

EL PEQUEÑO PERIODICO nos permitió recibir el apoyo y establecer nexos locales y regionales con instituciones y personas como Padre Pacho y Canal Telecafé, Cine Club Borges, Instituto Municipal de Cultura, Emisora Cultural “Remigio Antonio Cañarte”, INEM “Felipe Pérez” y su rector Óscar Cardona, Universidades Tecnológica de Pereira, del Quindío, Católica, Libre, Andina, Centros de iidiomas como la Alianza y el Colombo, Chucho Calle y La Cuadra, Ana María Arenas y Fundación Germinando, Padre Anselmo Caradona, Caracol Pereira, etc. y de otras publicaciones como Cantarrana (Cartago, Valle, Topo Ceballos, Gloria y Julián y sus grupos culturales “Llevo, llevo la memoria” y “La Carreta de Guadua” en Sevilla, Valle.
Pero los efectos del comportamiento de ese quijote cultural que es Ángel, no paró ahí, porque en las páginas del periódico conocí al doctor Roberto Giraldo, el Grupo Mundial de Replanteamiento Científico del SIDA y sus novedosas y atinadas miradas sobre esa pandemia. Pudimos invitar al doctor Giraldo a dictar conferencias, creamos dos equipos de Investigación sobre el tema médico y jurídico en la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTP, y en la de Derecho de la U Libre seccional, y en la U. del Quindío, que a la final hicieron parte del capítulo regional de nuestra Fundación. Este trabajo médico, jurídico, científico e investigativo, llevó a que la Universidad Libre me enviara, junto con un estudiante, a Oakland y San Francisco, EEUU, en noviembre de 2009 al Primer Congreso mundial de Replatea-miento Científico del SIDA (Rethinkind Aids, RA).

Jesús Calle, Memoria-contexto acrilico-sobre-lienzo100-x-100-cm.jpg

Jesús Calle, Memoria-contexto acrilico-sobre-lienzo100-x-100-cm.jpg

Me haría muy extenso al narrar lo acaecido a raíz de la afortunada decisión personal de acompañar a Ángel en su empresa cultural y periodística, pero me temo que el espacio y el tiempo no vayan a serme propicio para que este improvisado artículo quepa en la última edición, y sobre todo para que llegue oportunamente, por eso, termino expresándole a Ángel y sus colaboradores: ¡Muchas gracias! Especial mención merece la callada labor de Carmen Beatriz, la esposa confidente y animadora, gran coequipera de Ángel en esta empresa cultural.

EL PEQUEÑO PERIODICO sale de la escena nacional por la puerta grande y nunca volverá a aparecer uno igual, al que yo califico como “el más lindo del mundo”.

joralogo@gmail.com

Publicado en la Edición impresa No. 100 de EL PEQUEÑO PERIÓDICO

Read Full Post »