Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 septiembre 2009

El bardo sentía que ese río le bañaba el corazón… Veía rebaños de nubes y mujeres más leves que la brisa que mecía la siesta de los árboles. Pudo ver, lo jura, que era en el Sur donde sucedía todo aquello… El bello Sur.

Y también vislumbró un país turbio entre sus ojos, y unas manos rudas. Negras estrellas sonreían en la sombra con dientes de oro. Y vio cómo el sol, que era su amigo, bajó a la aldea a repartir su alegría entre todos.

Éste, nuestro poeta del Sur, Aurelio Arturo, nos regala esa magia tumultuosa que puede hacer vibrar el alma en todos los nortes y todos los sures, todos los orientes y todas las direcciones… Su fuerza y su ternura es punto de partida para la entrega de esta edición dedicada al Sur, enmarcada dentro de los puntos cardinales con los cuales nos hemos aventurado desde el número anterior, dedicado al Norte.

Catorce años después de que Aurelio Arturo escribiera Morada al Sur, Borges publicaba El Sur, un cuento en el cual pasar una calle de Buenos Aires significa cruzar una frontera y adentrarse en otro mundo donde un cuchillo lo espera. Para entonces ya existía la famosa revista Sur en Argentina, que con su flecha apuntando hacia abajo marcaba una diferenciación, hasta cuando el pintor uruguayo, Joaquín Torres-García, puso “patas arriba” el mapa y dijo: “nuestro norte es el Sur”, e hizo que la brújula señalara hacia el cono de tal forma que los buques que zarparan de allí hacia el norte bajaran, no que subieran, “como antes”. Hay un tango llamado Sur, de Homero Manzi, al que le puso música Aníbal Troilo por allá en 1948, y que introduce la mirada al sur “urbano y suburbano”, con su carga “transcultural” de frontera.

El Sur de nuestro país está sembrado de cantos como el vals de Jorge Villamil, Al Sur del cerro de Pacandé, entre samanes reina la alegría… El Sur denota aliento, alegría, júbilo, lo que está por verse, como si el paisaje todavía no lo fuera, sino que es selva virgen por descubrir. Es el recreo de la naturaleza huilense, hermosa tierra ubicada un poco al norte de ese verde tupido y lluvioso donde nació Aurelio Arturo: Pasto. A su vez, norte para los ecuatorianos, convertidos también en norteños para los limeños y éstos para los chilenos que sienten a los canadienses respirando al sur. Pero el Sur va más allá del simple plano cartesiano. Es alma abierta, hinchada de júbilo, de pasión y bríos, en contraposición a lo cuadriculado por la razón, por la mesura espiritual, el juicio de lo establecido, lo lógico, lo “civilizado”, lo “desarrollado” del norte.

Cada norte contiene un sur, y un oriente, y una esfera envolvente. Nuestro periódico nació hace 28 años en el Sur de Bolívar, que está al norte de Medellín. Para el caso particular ése es nuestro Sur, cuna de nuestra aventura. Allí también el río bañó nuestro corazón y vimos los árboles sosegados al mediodía, en su siesta canicular. Era otro verde y el viento fresco sólo correteaba en los amaneceres. Ese Sur es punto de encuentro, donde se conjugan los vientos que entran del Caribe y los que el Gran Río arrastra desde el Macizo Colombiano. Es decir, desde el Sur profundo.

EL PEQUEÑO PERIODICO No. 85, Editorial (Pg. 3 edición impresa)

Anuncios

Read Full Post »

JARDÍN BOTÁNICO

 

VIERNES 11

Presentación de Primer conjuro,

del Grupo Literario El Aprendiz de brujo.

Invita: Fundación Arte y Ciencia.

Salón Poe. 7:30 p.m.

 

SÁBADO 12

Vigencia del periodismo literario.

Ángel Galeano H. / Presentación de la Edición 85

de El Pequeño Periódico.

Salón Poe. 3:30 p.m.

 

SÁBADO 12

Lanzamiento: Colección Becas y Premios a la

Creación, Secretaría de Cultura Ciudadana,

Alcaldía de Medellín.

• Los pasos del exilio, de María Teresa Ramírez.

Editado por FUNDACIÓN ARTE & CIENCIA

Modera: Mario Mendoza.

Salón Mutis. 7:30 p.m.

 

LUNES 14

Presentación de libros

de la Fundación Arte y Ciencia.

El condenado y otros cuentos, de José Xedroc.

Poetas Anónimos, de William Rouge y

Luis Hernán Rincón.

Invita: Fundación Arte y Ciencia.

Salón Mutis. 5:30 p.m

Read Full Post »